El futuro de la lingüística

¿Qué ocurre cada momento pero a la misma vez nunca podemos conseguir?

¡El futuro!

En cuanto a la lingüística, siempre hay desarrollos nuevos en el campo. Uno puede hacer clic en un documento y traducirlo sin la ayuda de otra persona. Pero a la misma vez, hay problemas con los traductores en línea.

Según Ollie Capehorn en su entrada en lingualift.com, hay muchos problemas con los traductores electrónicos. Por ejemplo, no son capaces de traducir frases coloquiales o expresiones idiomáticas. Esto presenta un problema a una persona como yo que siempre habla en expresiones y frases que no se deben tomar literalmente.

Otro problema es que, a veces, hacen el trabajo demasiado bien. Es decir, escogen cada palabra de una oración y las traducen sin contexto. Por ejemplo, la oración siguiente…

“Would you like to go out for a drink?”

…se puede traducir como:

“¿Te gustaría ir afuera para una bebida?”

Nosotros, como hablantes de la lengua, sabemos que esta oración no funciona muy bien.
Los traductores electrónicos son útiles para traducir unas palabras desconocidas, pero para oraciones o párrafos enteros son un desastre. Hemos discutido el papel de los traductores en la clase 414, la que tiene un enfoque en la traducción del español al inglés y vice versa. La conclusión que alcanzamos fue lo que ya he dicho; que los traductores funcionan muy bien si no conoces una palabra, pero la calidad de una traducción disminuye cuando el número de palabras aumenta.

El mismo concepto es relevante en la traducción de texto a través de un app. Google Translate ha desarrollado una forma de traducir usando la cámara de un teléfono y puede traducir el texto en frente de ti. Sin embargo, los mismos problemas se presentan con estos apps.

También hay traductores de voz, como este por Skype, que nos aseguran que pueden traducir cada palabra correctamente en tiempo real. Una desventaja de este tipo de traducción es que no puede comprender la variación regional presente en cada persona. Por ejemplo, la pronunciación de ciertas palabras cambia entre personas basada en su origen geográfico. Además, unas palabras cambian su significado en lugares diferentes, y también hay otras palabras para referirse a la misma cosa. Un ejemplo es el famoso debate entre “pop,” “soda,” y “cola.” Esto es un ejemplo de un número de palabras que hacen referencia a la misma cosa.

Otro problema viene del concepto de acepción. Esto significa que unas palabras tienen varias formas, basadas en el contexto en que se usa la palabra. Por ejemplo, la palabra “play” en inglés puede ser un verbo con dos definiciones (“I play soccer,” y “I play the violin”), pero también puede ser un sustantivo (“Romeo and Juliet is a great play” y también “A pun is a play on words”). Los traductores no son capaces de analizar el contexto porque van palabra por palabra en vez de oración por oración y párrafo por párrafo.

Sin embargo, estamos alcanzando un nivel nuevo de traductores en línea. En algún punto del futuro, creo que los traductores tendrán más capacidades que ahora y que podrán traducir con más exactitud.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*